16/1/09

el arte tradicional peruano visto por Luis E. Valcárcel

Las artes populares en el Perú


Luis E. Valcarcel

1950


I. El arte antiguo

La historia del arte peruano precolombino es universalmente conocido por la obras maestras que se exhiben en los principales museos del mundo: sus tejidos y su cerámica no tiene rival. La arquitectura incaica ha empleado la piedra con suma perfección: hoy mismo puede ser admirada en los monumentos del Cusco y otros lugares del Perú.


II. El arte colonial

Estas artes, secularmente prestigiosas, no se han extinguido. continuaron, en cierta medida, bajo el dominio español, adquiriendo nuevas técnicas de origen europeo; en platería, de modo especial. Los indios y los mestizos fueron los artesanos y los artistas del Virreinato (siglos XVI al XIX); ellos levantaron las catedrales y las alhajaron con sus pinturas y esculturas, su ebanistería dorada a fuego y sus joyas de oro y plata: Dos escuelas de pintura hubo por aquellos tiempos en la América del Sur: la del Cusco y la de Quito.


III. El arte actual

Los cambios sociales y políticos limitaron la actividad artística del pueblo. La Iglesia no fue ya tan poderosa que pudiera mantener el antiguo ritmo de producción. Los indios y mestizos se refugiaron en las artes menores: tejieron sus propios vestidos y fabricaron su cerámica utilitaria. No había ya quien demandara ricas telas y bellos vasos. Desapareció la rica ofrenda a los dioses y a los muertos. No se edificó más con pulida piedra.


IV. La habilidad artística

Pudo fundadamente pensarse que el pueblo indio había perdido su antigua habilidad y que de sus manos no saldrían ya tan finos productos como en su siglo de oro. Había que conformarse con los objetos a veces rudos pero siempre ingenuos en que espontáneamente vaciaba su espíritu creador. Claro que eran bellos, pero no tenían la calidad suprema de aquellos que el arqueólogo extrae de las tumbas precolombinas. Más he aquí que se presenta la oportunidad de comprobar la presunción. En Lima se funda un taller de tejedores indios con sus propios primitivos telares. Lo dirige Mr. Truman Bailey, conocedor profundo del arte textil peruano antiguo. Poco tiempo después aparecen tejidos con la misma técnica y la misma perfección! Los indios no la habían olvidado! Estaban allí, esperando el momento de reaparecer. Yo mismo hice la experiencia en el Cusco, mandando restaurar un muro incaico semidestruido. Los albañiles indios lo hicieron tan admirablemente que hoy no se percibe nada que indique reconstrucción alguna. siguen, pues, dominando la técnica de la piedra.


V. Riqueza de las artes populares

El Perú tiene una riqueza extraordinaria en artes populares. No sólo cada región geográfica sino cada provincia y distrito -que son las divisiones mínimas del territorio- tiene sus propios vestidos. Sólo de la indumentaria peruana se podría formar un gran museo. Si de las artes plásticas pasamos a la música y a la danza, puede afirmarse que hay millares de cantos y centenares de bailes que tienen su ocasión y su lugar incofundibles.

Naturalmente que toda esta inmensa producción no ha sido una ni invariable; no puede decirse que cantos, danzas, vestidos son los mismos de la época antigua:han cambiado mucho, pero manteniendo su carácter indígena. Aún los elementos españoles absorbidos sufren completa transformación, como ocurre con la “montera”, un sombrero de España que ha recibido en el Perú las más variadas y curiosas modificaciones. Igual ocurre con instrumentos musicales como el arpa y la guitarra.


VI. Los problemas

Pero todo este gran patrimonio artístico del Perú corre los mayores peligros si no son oportunos los consejos que demandamos de los expertos. Y es en este terreno que pedimos ayuda a Unesco. Tenemos que salvar en lo posible esta rica y original herencia, al mismo tiempo que educamos al pueblo indio.

He aquí una somera enumeración de nuestros problemas,muchos de los cuales son seguramente comunes a otros países:

  1. El turismo está exigiendo producción abundante y rápida,lo cual significa “producción en serie”.
  2. La técnica europea (torno de alfarero, telar a pedal, máquinas, anilinas,etc) penetra con creciente intensidad, en desmejora evidente del producto artístico.
  3. Están siendo reemplazados los motivos decorativos propios del arte vivo con imitaciones de modelos arqueológicos o estilos extraños.
  4. Las ingenuas formas de la flora y la fauna locales con figuras exóticas de leones o de plantas europeas.
  5. El canto y la danza indígenas, convertidos en espectáculo, se modifican para estar al gusto del público, introduciéndose graves adulteraciones.
  6. El arte popular tiene dos enemigos dentro: el propio indio que comienza a considerarlo como signo depresivo de su inferioridad social, y el hombre no indio, que desprecia dicho arte como expresión de la plebe. Uno y otro prefieren lo importado, como índice de civilización; uno y otro son decididamente influidos por la radio y el cine.

VII. Educación y arte popular

El problema fundamental está planteado así:

Si la educación es un instrumento para trasmitir la cultura occidental, en qué medida puede abstenerse de hacerlo, para reconocer la vigencia de ciertos patrones de la gente iletrada.

Tratándose de las artes populares que, como muy bien se ha dicho, son como una válvula de escape emotiva, convendría saber en qué proporción deben ser aceptadas como materia educativa sin contrariar el propósito unificador de la enseñanza, llámese Nacionalismo u occidentalismo.

Otra cuestión capital es convencerse de que el iletrado realmente ama su arte o está deseoso más bien de olvidarlo y adoptar el de los Señores, el de la “gente civilizada”.


VIII. Abandono del traje indígena

Un ejemplo muy sugestivo es el del traje. En el Perú el indio va abandonando rápidamente su indumentaria tradicional. En el gran movimiento igualitario, el indio comprende que su traje típico, lo señala desfavorablemente. Por el traje todos saben que él es un indio, es decir, un ser inferior. Vistiendo como los demás, el indio escapa a esa marca infamante. El tejido para vestir, cotidianamente lo siguen fabricando los indios pobres, los campesinos de las tierras altas y aisladas de la sierra peruana. En los valles ricos y en las ciudades, el indio no teje más su propia ropa. La compra hecha.


IX. Economía y arte

El planteamiento del desarrollo popular como una fuente económica para mejorar el nivel de vida del indio, es acertado. Gran parte de la población india está compuesta de agricultores. En el tiempo libre que deja el trabajo del campo, el indio, como en la época precolombina, puede producir en las industrias caseras y en las artes menores, con positivo beneficio.


X. Organización en favor de las artes populares

El Perú, para apoyar el desarrollo de las Artes Populares, cuenta con la organización y medios diversos siguientes:

  1. El Museo de la Cultura Peruana, recientemente fundado (1946) con sus Institutos de Arte Peruano, Estudios Etnológicos y Estudios Históricos. Está actualmente formando sus colecciones. Ha realizado ya tres exposiciones: a) de platería; b) de máscaras; c) del mate (lagenaria). Ilustrada con escenas de la vida del pueblo. Ha comenzado a recopilar la música, el canto, las leyendas, fábulas y cuentos. Emplea el aparato grabador de discos y las máquinas fotográfica y cinematrográfica. En cooperación con la Universidad de Lima y con entidades científicas norteamericanas está realizando trabajos etnológicos en distintas regiones del país.
  2. El Departamento de Folklores de la Dirección de Educación Artística (Ministerio de Educación Pública), con la ayuda de miles de maestros en toda la República, está recogiendo todo el material folklórico: organiza sus archivos y ha comenzado la publicación con un tomo sobre mitos, leyendas y cuentos.
  3. El Instituto de Etnología de la Universidad de San Marcos de Lima (Facultad de Letras) imparte la enseñanza, prepara sus investigadores y realiza estudios en el campo. Está formando sus archivos.
  4. El Instituto de Artes Manuales del Ministerio de Fomento promueve la producción y en sus talleres perfecciona al artesano en platería, tejido, cerámica, trabajos en madera. Funciona en Lima y pronto en el Cusco.
  5. La Escuela de Arte Regional del Cusco trata de que surjan las actividades de la tradicional platería cusqueña, la tejeduría, el tallado en madera y la alfararía.
  6. La Escuela Indigenista de pintores peruanos -que tiene a su cargo el Instituto de Arte Peruano- realiza exposiciones de sus obras inspiradas en el arte popular.
  7. El Comité Interamericano de Folklore tiene su sede en Lima. Es organismo integrante del Instituto Panamericano de Historia y Geografía.
  8. El Museo Nacional de Arqueología es uno de los más ricos del mundo y es muy visitado, para admirar el arte indio precolombino.
  9. El Instituto de Arte Peruano ha comenzado a publicar sus cuadernos de Arte Popular. El primero trata de “El toro en las artes populares”.
  10. El conservatorio Nacional de Música ha inaugurado una Sección para la Música Popular Peruana. Existen sociedades que cultivan la danza.
  11. El Estado va a publicar la rica recopilación de música peruana del folklorista Daniel Alomía Robles.
  12. Periodicamente se realiza festivales de música, danza, canto y trajes regionales, (en Lima el 24 de junio, en el Cusco la semana del 24 al 30 del mismo mes).
  13. El turismo y la moda en las clases superiores peruanas que coleccionan objetos de arte peruano impulsa su producción. Existe la Corporación Nacional de Turismo.
  14. Las ferias se desarrollan con demanda creciente en el arte popular.



Luis E. Valcarcel. “Las artes populares en el Perú”. en: Protección y desarrollo de las Artes Populares. UNESCO, 1950.


La UNESCO editó con el título”Protección y desarrollo de las Artes Populares”, un volumen de 45 páginas que contiene los informes presentados por expertos que en octubre de 1949,se reunieron en París, con el fin de llevar a la práctica la resolución 3.241, adoptada por la Tercera Reunión de la Conferencia General de la Unesco. Esta resolución encargó al Director General que en cumplimiento de la misión del Centro de Intercambio de Educación en el dominio de la Educación Fundamental “recogiera y distribuyera informaciones sobre la protección y el desarrollo de las artes indígenas”